Indicadas para lactantes sanos desde el nacimiento y hasta los 6 meses de edad.

Estos suscedáneos de la leche materna pueden utilizarse como alimentación exclusiva o como complemento de la leche materna cuando la lactancia materna no es posible.

Estas fórmulas tienen su composición adaptada a las necesidades nutricionales y a la capacidad digestiva en esta primer etapa de la vida.